Inicio

  • LA PERSUASIÓN COERCITIVA EN DISTINTOS CONTEXTOS DE LA SOCIEDAD

    ¿QUÉ ES LA PERSUASIÓN COERCITIVA?

    Existen ámbitos y/o grupos de la sociedad actual en los que se atacan los derechos fundamentales de sus adeptos mediante técnicas que comúnmente se han denominado lavado de cerebro o manipulación mental.

    Este concepto es formalmente conocido como persuasión coercitiva; actos deliberados para influir en las actitudes o conductas de otras personas mediante la fuerza (física, psíquica o social; directa o indirecta y manifiesta y/o latente). Se trata de un subtipo de persuasión sutil y dañina que, al aplicarse de forma organizada y sistemática, altera la identidad de la persona y genera una nueva pseudoidentidad.

    De este modo, el objetivo es transformar el pensamiento del individuoconvertirlo someterlo al grupo. De este modo, convierte en suyas las creencias inducidas mediante la coerción.


    MODELO DE RODRÍGUEZ-CARBALLEIRA

    Rodríguez–Carballeira, catedrático de Psicología Social y Jurídica en la Universidad de Barcelona, clasificó doce técnicas principales de persuasión coercitiva en cuatro estrategias de control: ambiental, emocional, cognitivo e inducción de estados disociativos.

    Técnicas de Control Ambiental

    • Aislamiento del exterior
    • Control de la información
    • Creación de un estado de dependencia existencial
    •  Debilitamiento psicofísico


    Técnicas de Control Emocional

    • Activación de emociones positivas
    • Activación de emociones negativas (miedo, culpa y ansiedad)

    Técnicas de Control Cognitivo

    • Denigración del pensamiento crítico
    • Uso de la mentira y el engaño
    • Demanda de condescendencia e identificación con el grupo
    • Control de la atención
    • Control sobre el lenguaje
    • Alteración de las fuentes de autoridad (líder y doctrina)

    Técnicas de Inducción de Estados Disociativos

    Cánticos, mantras, oración, prácticas de no pensar, hipnosis, alteración del pasado, privación sensorial, sobrecarga sensorial, debilitamiento psicofísico, tareas monótonas y repetitivas y uso de drogas.

    ¿LA PERSUASIÓN COERCITIVA CONSTITUYE UN DELITO?

    Tal y como se puede observar, este tipo de persuasión ataca a un amplio abanico de derechos del ser humano: la libertad de conciencia, la libertad de voluntad o la integridad moral, psíquica y física, entre otros. Además, el contexto y los factores pueden variar completamente en cada caso concreto. Por ello, a menudo existe una falta de consenso en la ubicación de este fenómeno dentro del Código Penal español.

    No obstante, no cabe duda de que es un delito el cual, además, puede usarse como medio para cometer otros crímenes (ya sea de forma directa o indirecta). Debido a esto, resulta interesante analizar cómo la persuasión coercitiva aparece en contextos de la sociedad muy distintos entre sí, ya sea en mayor o menor medida.

    LA PERSUASIÓN COERCITIVA EN DISTINTOS CONTEXTOS

    TERRORRISMO YIHADISTA

    Un claro ejemplo es el uso de estas técnicas en el adoctrinamiento terrorista. El estudio “Indicios de persuasión coercitiva en el adoctrinamiento de terroristas yihadistas: hacia la radicalización violenta” (Trujillo, Ramírez & Alonso, 2009) analizó los procesos de manipulación psicológica, la persuasión coercitiva y el abuso psicológico grupal de un grupo de terroristas yihadistas en España. Así pues, identificaron la presencia de todas las técnicas de persuasión coercitiva de los cuatro grupos de control descritos en el modelo de Rodríguez-Carballeira.

    SECTAS U ORGANIZACIONES COERCITIVAS

    Por otra parte, la persuasión coercitiva también ha sido comúnmente asociada al concepto de “secta”. Este término por sí mismo no tiene la connotación negativa que se le atribuye, pues se refiere a un conjunto de personas que profesan una misma doctrina (cultural, religiosa, política, empresarial, etc.).

    Sin embargo, sí existe la secta coercitiva. Por su parte, Rodríguez Carballeira la define como un grupo totalitario que utiliza técnicas de persuasión coercitiva para la captación y el sometimiento de las personas a la dependencia del grupo. Esto se logra a través del aislamiento, la intervención sobre las variables de su entorno más próximo y el abuso psicológico.

     

    El primer ejemplo que suele venir a la mente son las sectas religiosas, sobre las cuales hay numerosa bibliografía y documentación por el interés que despiertan. No obstante, existen otras organizaciones no religiosas que también utilizan estas técnicas. Algunos de ellos son los grupos coercitivos piramidales, los pseudoterapéuticos o los de crecimiento personal que usan el llamado “coaching coercitivo”.

    Coaching coercitivo:Son seminarios de entrenamiento en los que se suele asegurar la adquisición de la capacidad de “conseguir todas tus metas” o un “desarrollo de la conciencia”. Sus métodos son objeto de crítica, pues se recurre a la presión de grupo, a la fatiga mental o a la confusión emocional. Por ejemplo, la invitación al programa debe ser a través de uno de los miembros del grupo, los cuales son presionados para conseguir nuevos participantes. Así mismo, los seminarios suelen ser escenarios eufóricos de larga duración y con mucha gente (algunas veces nocturnos). En ellos se recurre a la asignación de tareas entre sesiones, al cambio de temperatura en el ambiente o a las confesiones públicas, entre otros.

    EJEMPLO: GRUPOS COERCITIVOS PIRAMIDALES​

    Son empresas que se autoproclaman novedosos modelos de negocio líderes en su sector. Estas ofrecen acompañamiento, formación gratuita continuada y garantía de conseguir objetivos económicos a cambio de una inversión inicial, con la promesa de recuperarla y multiplicarla en un corto período de tiempo. Así pues, utilizan numerosas estrategias para captar y mantener a los miembros. Algunas de ellas son:

    • Vender la entrada al grupo como si fuese un privilegio y una oportunidad única en la vida.
    • Usar vestimenta elegante para demostrar un alto poder adquisitivo.
    • Utilizar palabras y expresiones concretas como “líder”, “empresario máster” o “club vip”, etc.
    • Ocultar información sobre el modelo de negocio.
    • Mentir sobre las ganancias obtenidas.
    • Utilizar la repetición continuada para convencer.

    OTROS GRUPOS COERCITIVOS

    Además de lo anteriormente mencionado, también se puede apreciar el uso de la persuasión coercitiva en otros ámbitos de la sociedad más amplios como en religiones convencionales, en estados totalitarios o en terrorismos de estado y contextos bélicos. Del mismo modo, también se puede apreciar en ámbitos más específicos como en la pareja con la violencia de género, en la escuela con el bullying o en el trabajo con el mobbing.

    En definitiva, la persuasión coercitiva está presente en muchos y muy distintos contextos de la sociedad actual. No obstante, a veces esta puede ser difícil de identificar, lo cual lleva a considerar que las víctimas han sido libres en su elección. Esto deriva en una negación y/o minusvaloración del problema. Por ello, es necesario proporcionar herramientas para que la población sea capaz de reconocer y prevenir este tipo de situaciones.

    Kateryna Andriana Ivashkiv Shulhan, Graduada en Criminología.

  • Gaslighting (hacer luz de gas), el abuso sigiloso.

    El fenómeno conocido popularmente como gaslighting es una forma de manipulación. La persona que manipula, tergiversa las cosas hasta el punto de conseguir que la víctima dude se su propia percepción y criterio.

    Es decir, quien es manipulado de esta forma, duda de su propia capacidad para comprender la realidad. No es un abuso físico, claro está, pero puede ser tan dañino como estos, o incluso aún más.

    Podrían estar preguntándose, de dónde viene este término. Nace de la película hollywoodense “Gaslight” («Luz de Gas»), donde en un matrimonio, el hombre manipula con estas estrategias a su mujer para distorsionar su juicio y robarle su fortuna.

    En la película, el esposo atenúa la luz de gas (de ahí la palabra gaslight) ya que no contaban con electricidad y le hace creer que la intensidad de esta es la misma que antes, que no se redujo.

    La protagonista cae en la trampa del tergiversador, mientras este es completamente consciente de lo que está haciendo y el daño que le está causando a su pareja.

    Quien ejerce gaslighting genera un patrón de abuso emocional con etapas diferenciadas y técnicas específicas.

    Etapas del gaslighting

    En el transcurso del proceso de manipulación, la víctima va cambiando su parecer y percepción. Por eso se han designado etapas en el transcurso de este tipo de abuso.

        • Incredulidad: en esta primera fase la víctima se encuentra confundida, no entiende lo que está sucediendo. Sí puede notar que algo no anda del todo bien, pero en líneas generales permanece en un estado de shock.
        • Defensa: la víctima empieza a sospechar, de a poco toma noticia del abuso. Intenta defenderse y enfrentar a su victimario, pero lo que obtiene son más manipulaciones, cayendo en un escenario aún más confuso (pues el abusador nunca reconocerá abiertamente sus verdaderas intenciones). El abusador jamás dará explicaciones claras, y la víctima siempre será la culpable de que las cosas no anden bien.
        • Indefensión: en esta fase la victima mira con los ojos del abusador. Ya perdió su criterio y duda de su propio juicio, aceptando las opiniones del tergiversador que, ahora, son su propia realidad.  La víctima se encuentra tan perdida en la trampa que no puede siquiera expresar su preocupación sobre la situación en la que se encuentra y, desesperadamente, busca arreglar las cosas con su victimario, dejar de “perjudicarlo”.

    Técnicas de gaslighting

    Mentir

    Quienes manipulan de esta forma, mienten extremadamente bien. La mentira es la base de la estrategia.  A pesar de que la víctima sepa muy bien que no está confundida en un principio, luego comienza a dudar de sí misma y de sus actos hasta caer presa de las mentiras y desfiguraciones de la realidad de su victimario.

    Despreciar

    Para incluso afectar más el juicio de la víctima, el abusador la despreciará a ella y a todo lo que hace, dice e incluso a su círculo de relaciones personales. Así la víctima creerá que nada de lo que hace esta bien, que dice cosas sin sentido, que sus vínculos la perjudican, y solo tendrá a su victimario como recurso. Todo lo que él busca.

    Poner a los demás en contra de la víctima

    Los gaslighters tienen personalidades encantadoras, siempre caen bien a los demás. Se las ingeniarán para que el resto de las personas cercanas a su víctima también cuestionen la cordura de ella. Así, quien es manipulado estará cada vez más convencido de su falta de juicio, todos los que lo conocen lo tratarán de convencer de que está loco y efectivamente lo creerá.

    No coincide lo que hace el manipulador con lo que dice

    Aunque en su discurso mantengan una postura, los abusadores dirán una cosa, pero harán otra. Esto dificultará que la víctima pueda predecir los comportamientos de su agresor, haciéndola caer en una confusión cada vez más profunda.

    Niegan cosas que dijeron o hicieron

    Una estrategia más para confundir a la víctima. Los manipuladores serán grandes negadores de sus actos, sobre todo cuando su víctima sabe que efectivamente hicieron o dijeron algo. Así es fácil lograr que empiecen a dudar de su propio criterio si se los convence reiteradas veces que percibieron las cosas erróneamente.

    Usar la proyección

    El abusador deposita sobre su víctima sus propios sentimientos, juzgándolos de incompetentes por sus actos, haciéndoles creer que sin ellos no valen nada. El abusador justamente proyecta lo que siente sobre su pobre victimario, convenciéndolo de sus mentiras y logrando hacerlo sentir inútil sin él.

    Señales de que te están haciendo luz de gas

    Hasta aquí les mencionamos cuáles son las técnicas más comunes entre gaslighters. Ahora, ¿cómo podemos darnos cuenta de que nosotros mismos somos víctimas de gaslighting?.

    Estas son las señales que deberían despertar nuestros sentidos para ponernos alerta y así no sufrir esta clase de abusos:

    • Dudar reiteradamente de uno mismo.
    • Notar un distanciamiento repentino respecto a vínculos que antes eran cercanos.
    • Estar convencido de no poder hacer nada bien.
    • Pedir reiteradas disculpas por cosas que en realidad no sabes si hiciste.
    • Comportarte de una determinada manera para evitar el enfado del otro.
    • Sentir que no eres suficientemente bueno para tus vínculos, que vales menos que ellos y podrían fácilmente reemplazarte.
    • No escuchar a quien pueda llegar a ver alguna actitud sospechosa del abusador o negarlo.

    Conclusión

    Luego de revisar este artículo, alentamos a que nuestros lectores reflexionen sobre cómo se relacionan con sus vínculos cercanos y cómo se vinculan entre sí otras personas que conozcan. Es importante poder rever situaciones para preguntarnos si nosotros mismos o alguien conocido podría estar padeciendo este tipo de abuso.

    Las víctimas muy difícilmente pueden descubrirse los ojos por sí mismas, es necesario darles la posibilidad de poder hacerlo, advirtiéndolas e invitándolas a la reflexión.  

    María Laura Iuzzolino

     

     

    Referencias

    • BBC. (2017). Gaslighting: el peligroso encanto del abusador que te llena de culpas y te hace dudar de tu cordura. BBC NEWS. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-42174359
    • Jiménez, J. S. G., & Varel, M. D. R. F. (2017). Gaslighting. La invisible violencia psicológica. Uaricha14(32), 53-60.
    • Renaud, M. L. C. Injusticia epistémica y gaslighting: la vulneración moral del sujeto cognoscente. Vulnerabilidad, injusticia y libertades, 21.
  • COERCIÓN E INFLUENCIA INDEBIDA.

    ¿Qué es la coerción y la influencia indebida?

    La ‘coerción’ es el acto de amenazar a una persona para obligarla a celebrar el contrato y cumplir la obligación. Por el contrario, la ‘influencia indebida’ es un acto de control de la voluntad de la otra parte, debido a la posición dominante de la primera..

    ¿Qué es un ejemplo de influencia indebida??

    La influencia indebida es la manipulación de una persona que es vulnerable o depende de otra. A menudo aparece en la voluntad de ese adulto vulnerable.Otro ejemplo es si un miembro de la familia se queda fuera de un testamento, especialmente si hubiera esperado ser incluido.

    ¿Cuáles son los efectos de la coerción??

    Ahora, el efecto de la coacción es que hace que el contrato sea anulable. Esto significa que el contrato es anulable a opción de la parte cuyo consentimiento no fue libre. Entonces la parte agravada decidirá si ejecutar el contrato o anular el contrato.

    ¿Qué es la influencia indebida en la investigación??

    La influencia indebida implica que las personas aceptarán participar en la investigación sin una consideración racional de la información proporcionada en el proceso de consentimiento informado, como los riesgos y procedimientos involucrados en la investigación..

    ¿Cuáles son los dos elementos clave de la influencia indebida??

    ¿Cuáles son los elementos clave de una influencia indebida?:

    *Debe ser una relación de confianza, seguridad o autoridad entre las partes del contrato

    *La parte más fuerte debe, injustamente, dominar a la parte o usar la persuasión injusta para asegurar un acuerdo..

    ¿Qué quieres decir con influencia indebida?

    La influencia indebida ocurre cuando un individuo puede persuadir las decisiones de otro debido a la relación entre las dos partes. … Al ejercer una influencia indebida, el individuo que influye a menudo puede aprovecharse de la parte más débil.

    ¿Es difícil probar una influencia indebida?

    Puede ser difícil demostrar una influencia indebida, porque es imposible saber qué estaba pensando alguien, que ya no está cerca para decírselo, cuando hizo un testamento. Ella no se benefició de los términos de su nuevo testamento, que dejaba la propiedad a amigos cercanos en lugar de a la hija separada de la pareja..

    ¿Cuáles son los fundamentos de una influencia indebida??

    Ingredientes de influencia indebida:

    *Una de las partes del contrato es capaz de dominar la voluntad de la otra.

    *Dicha parte utiliza su posición para obtener una ventaja injusta sobre la otra parte.

    *Se considera que una persona domina la voluntad de otra.

    *Dicha persona tiene autoridad real o aparente.

    ¿Cuáles son los remedios para la influencia indebida??

    Si se demuestra una influencia indebida en un contrato, la parte inocente tiene derecho a anular el contrato contra el acusado, y el remedio es la rescisión..

    ¿Cuáles son algunos ejemplos de coerción??

    Estas acciones pueden incluir extorsión, chantaje, tortura, amenazas para inducir favores o incluso agresión sexual. En la ley, la coacción se codifica como un delito de coacción. Tales acciones se utilizan como palanca, para obligar a la víctima a actuar de manera contraria a sus propios intereses..

    ¿Qué es la coerción mental??

    Los sistemas psicológicos coercitivos utilizan la fuerza psicológica de manera coercitiva para provocar el aprendizaje y la adopción de una ideología o un conjunto designado de creencias, ideas, actitudes o comportamientos. En un entorno psicológicamente coercitivo, la víctima se ve obligada a adaptarse en una serie de pequeños pasos «invisibles»…

    ¿Cómo se prueba la coerción??

    Esta defensa generalmente requiere los siguientes elementos:

    1. Hubo una amenaza inmediata de lesiones corporales graves;
    2. El acusado tenía un temor razonable de que la otra parte efectivamente cumpliera la amenaza; y.
    3. El acusado no tuvo una oportunidad razonable de escapar y, por lo tanto, se vio obligado a cometer el acto ilegal.

    La «Persuasión Coercitiva» es un concepto central necesario para comprender las dinámicas abusivas. Es semejante en muchos aspectos al concepto de influencia indebida En el ámbito psicológico se le conoce con diversos nombres: “Reforma de Pensamiento”, “Lavado de Cerebro”, “Programación de Conducta”, etc.  Es un sistema coordinado de control coactivo, graduado e imperceptible, que por medio de creencias fundamentadas en el engaño, logra manipular e influenciar en los individuos un comportamiento determinado.  Es una técnica de control mental más eficaz que el dolor, la tortura, las drogas, el uso de fuerza física o las amenazas, ya que puede producir cambios más profundos, como el de actitudes, en la personalidad de los sujetos expuestos a ella.  Según Margaret Singer el sistema psicológico coercitivo es un programa de modificación de conducta que utiliza el poder de la influencia psicológica en forma coercitiva para producir el aprendizaje y la adopción de una ideología o un conjunto específico de creencias, ideas, actitudes o comportamiento. La estrategia esencial que utilizan los operadores de estos programas es la de seleccionar y coordinar, en forma sistemática y gradual, diferentes tipos de influencia coercitiva, ansiedad y tácticas productoras de ‘estrés’ sobre periodos de tiempo continuo.

    La persuasión coercitiva es utilizada sin el conocimiento o voluntad del que la recibe. El abusador puede llegar a crear nuevas «actitudes», logrando que su víctima obedezca sus órdenes sin resistencia consciente alguna.

  • Sentencia histórica contra una vidente televisiva por estafa.

    Sentencia histórica contra una vidente televisiva por estafa.

    La vidente televisiva  Pepita Vilallonga no adivinó que la acabarían condenando, tal como dice Toni Muñoz en La Vanguardia. La Audiencia de Barcelona ha dictado una pena de dos años y medio de cárcel para la popular tarotista por estafar a una cliente.

    También le ha caído la misma pena a su hijo y a otro trabajador de su gabinete esotérico que realizaron varios ritos a la víctima aprovechándose de que pasaba por un mal momento. Pero, además, el tribunal prohíbe a Vilallonga a ejercer cualquier actividad vinculada al esoterismo durante el tiempo de la condena.

    Hay que recordar que no es la primera vez que Vilallonga tenía problemas legales. En el 2017 fue detenida por estafar 300.000 euros a una anciana de 77 años con un trastorno de la personalidad

    La asustaron con la muerte

    En este caso más reciente (y que por fin ha resultado en condena), el tribunal da por probado que los condenados crearon a la víctima “un estado de pavor e inseguridad debido a los problemas familiares y de salud que arrastraba desde hacía años”Aprovechando esa vulnerabilidad de que se percató de inmediato la acusada y con el ánimo de beneficiarse económicamente” le echaron las cartas y le pronosticaron un mal de ojo y su muerte inminente y la de sus mascotas.

     Los tres acusados conocían “la fragilidad emocional de la víctima”, sentencia el tribunal, y quisieron aprovecharse económicamente de ella. Le confirmaron los malos augurios, le echaron agua bendita por la estancia además de “explicarle un caso semejante que habían tenido en el gabinete y que había acabado con la muerte de la hija de la familia contribuyendo a transmitir un miedo cerval por su vida que la llevó a acatar todo lo que los acusados le fueron diciendo.

    Sucesivos pagos en metálico

    El primer día que la afectada acudió al gabinete esotérico de Pepita Vilallonga les entregó 4.400 euros en efectivo que había extraído de un cajero cercano. Le dijeron que “todo se solucionaría más rápido si pagaba en metálico”.

    En la segunda cita, volvieron a indicarle que “su mal era tan grave que precisaba de la ayuda de otras personas”, como por ejemplo el padre Giorgio, que era capellán en el Vaticano. Para solicitar la ayuda del padre precisaban 10.000 euros. “Dado el estado de pánico en el que se hallaba la víctima, ésta accedió a pagar dicha suma”. Le dijeron que ese mismo día el padre Giorgio marchaba hacia Jerusalén para salvar la vida de la afectada.

    La sentencia también recoge que tres días más tarde los condenados volvieron a aterrorizar a la víctima. Le dijeron que el padre Giorgio había sufrido un accidente al bajar del avión y que eso iba a pasarle a ella también. Por esta razón le pidieron 17.000 euros por los servicios del Padre Giorgio, cantidad que abonó los días siguientes y por si fuera poco le volvieron a pedir 10.000 euros más para que así pudiera estar salvada “antes de Navidad”.

    La víctima, desesperada, aterrorizada y desorientada, volvió al Gabinete informando de que ya no le quedaba efectivo pero los acusados, según la sentencia, volvieron a exigirle 3.000 euros más para que el Padre Giorgio enterrara unas prendas suyas en Jerusalén para su salvación.

    La mujer volvió a llamar los días posteriores de forma insistente para reclamar las facturas por los supuestos servicios que había abonado hasta que se presentó en las oficinas con una grabadora en el bolso, que los acusados detectaron y que le sustrajeron. Allí, según los jueces, la víctima fue amedrentada.

    Vulnerabilidad emocional

    En todo momento, la sentencia destaca “el estado de fragilidad y vulnerabilidad emocional y que motivó que le fuera decretada la Incapacidad Permanente en grado de invalidez absoluta”. En el juicio la víctima explicó haber pagado en total 31.000 euros, pero renunció a recuperarlos asegurando que sólo quiere que nunca más nadie caiga en esa trampa.

    De esta forma, tal como recoge J.G. Albalat en El Periódico, el tribunal da la razón a la acusación particular, ejercida por la abogada Judit Cunill, ya que la fiscalía no atribuía ningún delito. En el caso de confirmarse esta pena, los encausados ingresarían en prisión.

    La sentencia subraya que los acusados consiguieron mediante “artimañas engañosas” colocar a la víctima “en un estado completo e irracional de pánico” y “pavor” para lograr que desembolsara una cantidad de dinero. Fue, precisa, “una auténtica confabulación”.

    Los acusados desarrollaban su actividad profesional desde el gabinete esotérico L’Espai de Pepita Vilallonga, publicitándose en medios audiovisuales. Con despacho en Barcelona, ofrecían servicios de ocultismo, misticismo, esoterismo, rituales y venta de material mágico entre otros.

    Escenografía orquestada para manipular

    La sentencia recuerda que, en el momento de los hechos, Rosalía tenía 57 años y estaba en “un estado de gran fragilidad y vulnerabilidad emocional”, tal como publica Jesús García Bueno en El País. Ese es uno de los elementos clave que han permitido acreditar la estafa.

    El otro es el testimonio sólido de la víctima. Y el hecho de que haya “renunciado a ser indemnizada por el perjuicio económico padecido”, lo que le otorga aún más credibilidad. “Como dice tajantemente en un momento de su declaración”, recoge la sentencia, “su objetivo es solo que los acusados no vuelvan a cometer hechos semejantes con otras personas”.

    Los magistrados admiten que, “para un espectador medio”, el relato de Rosalía “puede parecer insólito”, pero insisten en el estado de gran agitación en que se encontraba.

    La versión de los acusados, en cambio, ofrece nula credibilidad. En una “escenografía perfectamente orquestada”, lograron ir “envolviendo” a la víctima hasta “manipular su voluntad”, dice la sentencia.

    “Tienes un muerto en la espalda”

    En su declaración en el juicio, Vilallonga aseguró que “jamás” había visto a la víctima y que “rara vez” realiza directamente los servicios mágicos y esotéricos que se prestan en su gabinete, ya que “yo no gestiono la tienda”. Así lo recoge Germán González en El Mundo.

    “Es otra empresa la que se dedica a la explotación de los servicios, yo sólo me dedico a la publicidad”, a los programas de televisión y a “proporcionar clientes”, explicó la vidente, que también remarcó que desconocía los servicios esotéricos que la perjudicada solicitó a otro de los condenados, aunque dejó claro que los tarotistas no hablan de “salud”“Nosotros tocamos el alma, es espiritualismo, creemos en ángeles, espíritus… Somos gente pacífica y de bien”.

    Por su parte, en el juicio la víctima explicó que acudió al gabinete de la condenada aunque no cree en el esoterismo, pero que quería salir del “agujero negro” en el que se encontraba.

    Así relató que la vidente le tiró las cartas en 30 segundos y le dijo: “Tienes un mal de ojo muy fuerte, tienes un muerto en la espalda, no llegas a final de semana ni tú ni tus perros”, por lo que la derivó a un empleado para atenderla.

    La Audiencia de Barcelona considera que la declaración de la víctima y que la participación de Pepita Vilallonga es “clara y evidente”, aunque descarta que los tres condenados formasen parte de un grupo criminal, como pedía la acusación particular.

    MÁS INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA:

    http://redune-juridica.overblog.com/2015/08/el-fraude-del-esoterismo-normativas-europeas-y-sentencias-en-espana.html

  • Proceso Hoffman de Cuadrinidad (Ejemplo de terapia coercitiva)

    NOTA DE RedUNE: Esta información se nos ha eliminado de uno de nuestros medios de información y asesoramiento. Contamos con sentencias jurisprudenciales que nos permiten difundir noticias preventivas ante procederes de manipulación psicológica, que deriven en una persuasión coercitiva como es el caso de ,lo que se denomina PROCESO HOFFMAN.

    Se trata de un denominado programa de reeducación experimental creado en 1967 por el psicoterapeuta Bon Hoffman. Lo llaman Proceso intensivo Hoffman y también Proceso de la Cuadrinidad, porque, según él, «la personalidad se compone de 4 aspectos :el físico, el emocional, el intelectual y el espiritual. Nuestro cuerpo material alberga el cerebro físico y la mente no física, es decir ,la energía vital, integrada por la Trinidad de emociones, intelecto y espíritu…Antes de embarcarte en tu propio Viaje a la Luz debes comprender que el aspecto de tu ser que va a participar en él será la psique(mente, alma, espíritu)».Su clave radica en desvelar la realidad de que los comportamientos negativos(fruto del rencor, dolor, aflicción, contrarios a la autoconfianza, autoestima disfrute de las relaciones con los demás, etc.) se aprenden de los propios padres, los cuales, a su vez, los aprendieron de los suyos en su infancia. «La auténtica verdad del síndrome de amor negativo-la enfermedad emocional más devastadora de la tierra-es que todo el mundo es culpable, pero nadie tiene la culpa…»

    Claudio Naranjo funda una organización basada en la práctica del denominado «EL PROCESO», trabajo de autoconocimiento y perfeccionamiento personal. Fue elaborado por el psiquiatra Bob Hoffman y transmitido por Fisher, sastre de profesión. Según su teoría, siguiendo este método, y utilizando diversas técnicas complementarias, se puede lograr, la toma de conciencia correcta para la transformación de los condicionamientos negativos paternos-maternos adquiridos en la vida adulta y así, siguiendo este curso se puede conseguir lo más genuino de nosotros mismos. Hay que reseñar que Claudio Naranjo formó parte del primer equipo de ESALEN INSTITUTE, «escuela mística» del denominado movimiento New Age y centro vanguardista de los nuevos estudios de la psicología experimental.

    HISTORIA:

    1967: Creación del curso por Bob Hoffman y publicado en dicho año en Estados Unidos.

    1976: Implantación en España con la venta de los cuadernos donde se explica las teorías de Hoffman.

    1983:Reconocimiento por parte del Ministerio del Interior Español de este grupo como «Asociación Humanista para la Armonía y el Desarrollo».

    1990:Creación por Claudio Naranjo de Babia (Escuela de Creación y Formulación de Futuro) donde introduce el nuevo término «PROCESO DE QUADRINIDAD» sinónimo al proceso Fisher-Hoffman aunque con pequeñas variaciones.

    DOCTRINA:

    Se inspira en el denominado «PROCESO FISHER-HOFFMAN» basado en un curso intensivo de autoconocimiento donde la persona debe estudiar y comprender su propia historia, desde la infancia hasta la adolescencia, etapa donde se acumulan sentimientos negativos influidos por los padres creando comportamientos compulsivos e infantiloides que impiden el conocimiento real e integrador de sí mismo.

    El curso se divide en trabajar cuatro áreas temáticas basado en el término «QUADRINITY» (Cuadrinidad) que se refiere según la teoría a los cuatro ángulos» del ser humano: cuerpo, intelecto, sentimiento y espiritualidad.

    1º.-EL CUERPO es la envoltura física que sufre un conflicto interno intenso. Normalmente los sentimientos se oponen a las instrucciones del intelecto. El campo de batalla es el cuerpo que se expresa en esta lucha en forma de enfermedades. A través de la terapia corporal, que se realiza por medio de la relajación con música y danza, se intenta conseguir una mayor conciencia corporal, y así, lograr un mayor conocimiento del cuerpo humano tanto a nivel teórico como práctico.

    2º.-LA PARTE EMOCIONAL engloba las partes emocionales que no se han desarrollado y que provoca un comportamiento infantil.

    3º.-LA PARTE INTELECTUAL engloba los procesos de pensamiento. Se debe aprender sobre uno mismo y dejar aparte el estado emocional.

    4º.-LA PARTE ESPIRITUAL donde se encuentra el aspecto puro NO PROGRAMADO de la mente. Se debe desarrollar la energía amorosa, la energía perfecta de la vida. Esta parte del curso se desarrolla con varios manuales donde se expone la base teórica como «entrenar la mente para pensar de la manera que se expone en el texto». El manual se divide en dos secciones principales:

    *Se ocupa de deshacer la manera de ver las cosas en la actualidad.

    *La adquisición de la percepción verdadera que dirige el grupo.

    Todo este proceso promete unir las diferentes partes del ser en una totalidad, la llamada «cuadrinidad».

    Los elementos que se utilizan PARA MANIPULAR A LOS ASISTENTES son la falta de sueño, la poca nutrición y el duro ejercicio físico que reducen consideradamente la capacidad de autoafirmación y de crítica De ese modo, el participante se hace muy receptivo a las sugerencias que reciben de los terapeutas «Hoffman». También diferentes recursos trasladan al alumno a un estado pseudoinfantil. El monitor impone reglas rígidas , hasta para ir al servicio se debe pedir permiso, y así se crean unas obligaciones que provocan miedo por cometer «faltas» y además la confiscación de propiedades personales (dinero, móvil, joyas…) genera un sentimiento de dependencia con el grupo, que en realidad en lo que se persigue.

    ADOCTRINAMIENTO:

    *Básicamente se utilizan trípticos como tipo de enganche publicitario, que previamente aleccionado pasara a un conocido o amistad, compañero del trabajo…para que la cadena de enganche siga surtiendo de componentes a los innumerables talleres de fin de semana, puentes ,etc.

    *Nunca se ofrecerá información transparente y clara sobre el programa o taller de desarrollo personal. «Lo has de vivir por ti mismo» suelen ser la respuesta más habitual ,nunca piensas la carta oculta que guarda tu conocido o amiga, que también en su momento fue embaucada por otra conocida o amigo. Se aumenta bastante la presentación para dar siempre una imagen de falsa profesionalidad.

    *No hay formación mínima y suficiente de sus «instructores» o «facilitadores». La mayoría son personas que tan sólo han pasado el programa y se dedican a replicarlo sin atender las diferencias individuales entre las personas ,ninguna profesionalidad acreditada oficialmente. No hay evaluación psicológica previa alguna, ni tampoco contraste con otras modalidades de coaching ,la bondad del sistema se sostiene por «numerosos testimonios de personas que pasaron la experiencia» .La evidencia no esta contrastada por ningún Colegio Profesional de Psicología.

    *Es muchas veces la presión que ejercen iguales ante los cursillistas, para participar, que en ocasiones pueden tomar decisiones rápidas o firmar documentos de compromiso, en momentos de mayor intensidad emocional grupal.

    *El Proceso Hoffman, no incluye filtros adecuados para la selección de los participantes. Cierto es que a mayores problemas previos a la realización de los seminarios, mayores riesgos de descompensación psicológica.

     *Las actividades se orientan a presionar a los participantes para un cambio de actitud. Se les anima a «confesar públicamente» sus conflictos o dificultades, doblegándose las voluntades mediante descalificaciones públicas «por tu bien», se alternan actividades excitantes con otras tranquilizadoras alterando el estado emocional de los participantes y aumentando la confusión.

    ¿EN UNA SEMANA LIBRE DE NEUROSIS?
     
    ​Colin Goldner *
     
    ​La terapia maratoniana «Proceso de la Cuadrinidad”,que durante varias décadas ha funcionado como una modalidad de «coaching privado» ,sale cada vez más a la luz. Diferentes centros en Düsseldorf, Berlín y Viena ofrecen «cursos crash para la mente» de una duración de 7 días, de los cuales los participantes deberán salir como «seres humanos enteramente nuevos».
     
    ​A puerta cerrada y en lugares retirados donde se llevan a cabo estos seminarios, el equipo de «terapeutas» conduce a los participantes en grupos de entre 15 y 20 por un proceso. De acuerdo con la teoría que sustenta esta práctica, el término «Cuadrinidad» se refiere a los «cuatro ángulos del ser humano»: cuerpo, intelecto, sentimiento y espiritualidad. Por lo general los sentimientos se oponen a la razón. El campo de batalla es el cuerpo, que se expresa en esta lucha en forma de enfermedades. Asimismo, se supone que el ser espiritual no es percibido. El Proceso Hoffman de la Cuadrinidad promete unir las diferentes partes del ser en una totalidad ,la llamada «Cuadrinidad».
     
    En un primer momento, se realiza una demostración de la tesis fundamental de la «Cuadrinidad»,estos es, que todas las personas sufren serios trastornos psíquicos. El procedimiento es simple: se explica cada expresión o no-expresión de los participantes individuales en base al modelo de comportamiento neurótico que se supone que ha adoptado de los padres y que encubre la «verdadera esencia del ser».
     
    ​Tras descubrir una «biografía negativa», se hace regresar a los participantes a su temprana infancia por medio de ejercicios de visualización para buscar huellas del «rechazo de los padres». Poco tiempo después los participantes ya rondan por el suelo y lloran a pleno pulmón como recién nacidos. Por la noche, cada participante recibe un animal de peluche para dormir.
     
    ​El trabajo del segundo día consiste, sobre todo, en escribir. Tienen que apuntar en pequeñas tarjetas los 35 «peores rasgos de la madre». A continuación, hay que dirigirle una «carta de odio» de exactamente 12 folios. En una sesión maratoniana de seis horas, cada participante grita las 35 propiedades («modelos adoptados») más negativas de su madre para «liberarse». En cada punto de denuncia, golpean un almohadón con un bate de béisbol. Al día siguiente se repite el mismo procedimiento, pero con el padre en el banquillo de acusación.
     
    ​Tras la critica demoledora al papel de ambos padres, sigue al día siguiente la fase de la «defensa». Mediante un ejercicio de visualización, los participantes entran en trance. Deben encontrar a sus padres cuando todos tenían 12 años. En un dialogo «de niño a niño» se interroga a los padres por sus experiencias de la infancia. El resultado de este «dialogo» se escribe en exactamente 20 páginas para cada uno de los padres. El resultado: también los padres son víctimas de «modelos» que adoptaron de sus padres. Lo que sigue es una defensa de los padres a capa y espada, por cada uno 20 páginas por escrito.
     
    ​El penúltimo día de los participantes son llevados a un estado anímico completamente opuesto; debe ser el «día más hermoso de sus vida». Juegos y canciones de niños, un ejercicio de visualización les lleva hasta Jauja y con Papá Noel.
     
    ​Siempre hay algunos participantes que interrumpen el proceso antes de tiempo. Y es que se presentan demasiados temas al mismo tiempo. En general, no existe seguimiento alguno acabado el proceso ni se dispensan los cuidados necesarios a quienes lo necesiten. Ni tan siquiera está claro si los «terapeutas Hoffman» se dan cuenta de los riesgos de sus actividades: esta clase de «cursos crash» pueden tener como consecuencia el colapso total de un participante que puede ocurrir hasta meses después. También respecto a la preparación clínica del equipo de «terapeutas» existen serias dudas.
     
    ​A nivel teórico, no hay un concepto plausible. En vez de presentar pruebas justificadas acerca de la supuestas efectividad ,enumeran «historias de casos» imposibles de verificar, en las cuales los participantes logran «grandes cambios existenciales» o superar problemas como «temores, culpa o drogadicción», así como «enfermedades psicosomáticas como jaqueca, impotencia y muchas alergias desaparecen». Y eso en sólo siete días.
     
    ​Tras una análisis más detenido, el Proceso de la Cuadrinidad no es más que una copia extremadamente trivializada de la tampoco muy fundamentada «terapia del grito primal» de Arthur Javov. Se supone que experiencias catárticas extremas cambiarán una imagen personal cargada de «negatividad»(lo que Janov llamaba «la pena esencial», que según él se formaba en la infancia).En sí mismo, el proceso de la cuadrinidad no hace más que añadir algo de hipnoterapia y psicodrama a las ideas de Janov.
     
    ​​*Psicólogo. Escritor alemán. Director del Fórum de Psicología Critica en Munich.
     
    (Traducción y adaptación al español: Henk Mayer, Miguel Perlado(AIIAP)

     
  • El Tribunal Supremo confirma la pena de siete años de prisión a un psiquiatra por abusos sexuales a una paciente en Tenerife.

    La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 7 años de prisión y 3 años y medio de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión de médico y de psicoterapeuta a un psiquiatra por abusar sexualmente de una paciente en Santa Cruz de Tenerife. 

    El tribunal ha desestimado el recurso de casación interpuesto por el condenado contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, que le impuso por un delito continuado de abuso sexual con acceso carnal la citada pena de prisión e inhabilitación, así como el pago de una indemnización de 20.000 euros a la víctima por los daños sufridos. 

    La Sala rechaza la tesis del recurrente, que sostenía que del contenido de los mensajes “sms” y “whatsapp” entre la denunciante y el acusado, aportados por la propia víctima al procedimiento, se desprende que las relaciones eran totalmente consentidas, y que no puede justificarse la “incapacidad para decir que no” que alegó la víctima. 

    Señala que la sentencia recurrida sí analizó la prueba de descargo consistente en los mensajes de «sms» y «whatsapp», cuyo contenido según el recurrente pone en entredicho la versión de la denunciante, “y que deben ser interpretados en el contexto de esa relación de superioridad entre el acusado psiquiatra y su paciente, la víctima, y como destaca el Ministerio Fiscal en su escrito de oposición al motivo, no es simplemente una relación entre dos adultos, cada uno casado, que libremente aceptan mantener entre ellos de manera secreta un affair que se prolonga en el tiempo durante un periodo de tiempo”. 

    Añade que “estamos por el contrario en una situación que declara el hecho probado en el que el acusado es el psiquiatra de la mujer y lo es durante casi 9 años durante los cuales comienza a tener relaciones sexuales con ella tras conocer por su profesión todas las intimidades, todas las debilidades, todos los resortes emocionales y presentarse como la persona que a cambio de recibir dinero por ello podía curarla de sus problemas de anorexia y bulimia”. 

    La Sala remarca que es en ese contexto como se producen los hechos, en los cuales la situación de prevalimiento aparece con claridad deslumbrante. En ese sentido, precisa que la víctima acudía periódicamente a buscar consejo médico, medicación, y pautas para su curación y “se encuentra con una persona que abusa de esa situación y provoca una relación sexual en el que el consentimiento de la víctima aparece completamente viciado”. 

    La sentencia expone que “es cierto que en los mensajes, como dice el recurrente, se pueden leer en muchas ocasiones textos que hacen pensar en una relación entre dos amantes. Pero la cosa cambia si se repara en la particular relación entre ambos: no son solo dos adultos, se trata de una mujer medicada por el acusado, confiada en su criterio médico, en su conocimiento de la mente y de los problemas que ella tenía, y del psiquiatra que la asistió durante 9 años. Rebajar la posición del médico a una mera relación entre iguales no es razonable y no lo hace el Tribunal”. 

    Asimismo, indica que el testimonio de la víctima es coherente y persistente en su incriminación y que la sentencia recurrida lo consideró creíble y suficiente para probar los hechos. Además, subraya que fue corroborado por otros elementos – declaraciones testigos, informes periciales- que “apuntalan de manera firme y sólida el relato de la denunciante acerca de que cuando tuvo las relaciones sexuales su consentimiento no fue libre y consciente, sino que se encontraba manipulado por el procesado, quien seguía tratándola terapéuticamente”.

    Autor: Comunicación Poder Judicial

    Archivos asociados

  • CASO DE LOS MIGUELIANOS

    Ver las imágenes de origen

    T R I B U N A L  S U P R E M O Sala de lo Penal Sentencia núm. 352/2021

    Sobre este tipo de conductas es preciso abrir un paréntesis en cuanto a lo que mejor doctrina destaca como la persuasión coercitiva, que fue objeto de acusación y que es una dinámica que restringe, elimina o anula la capacidad de formar libremente la voluntad de actuar en general mediante técnicas que, aunque individualmente consideradas pueden ser cotidianas o neutras, administradas con cierta frecuencia, intensidad, alternativa o acumulativamente pueden crear en la victima un grado de sometimiento, si bien imperceptible, sutil, progresivo e indirecto, que se asimila al concepto normativo de violencia mediante una forma que, más que incapacitar la voluntad endógena (psíquica),restringe, elimina o anula la capacidad exógena, esto es, el horizonte de expectativas (alternativas de comportamiento) que le ofrece el Sistema social y de Derechos fundamentales.

    Se destaca, así, por la doctrina con acierto que el fundamento de punibilidad de la persuasión coercitiva está en la restricción o eliminación del horizonte de expectativas legítimas que ofrece el Sistema normativo y social.

    En cualquier caso, se insiste, también con acierto, que la autonomía de lo injusto de la persuasión coercitiva está diferenciada del prevalimiento, pues no es una simple superioridad que vicia el consentimiento, esto es, no se obtiene por simple superioridad, sino que se arranca una conformidad gravemente deficitaria que la  propia víctima desconoce en ese momento, a diferencia del abuso sexual donde la victima conoce, al menos sucintamente, la injusticia del acto.

    Ahora bien, se añade, también, que en estos supuestos el consentimiento más que obtenerse (convencer, engañar o abusar del prevalimiento de cierta superioridad), se arranca sin posibilidad de otra conducta de la víctima, y de aquí que la formula más correcta ante persuasiones o engaños coercitivos contra la libertad sexual se la  agresión sexual o violación, según los hechos que se realicen, y en determinadas ocasiones el concurso de delitos.

    STS 352 DE 2021 MIGUELIANOS-1

  • La persuasión coercitiva: una forma de coacción

    La persuasión coercitiva: una forma de coacción

    La persuasión coercitiva es un mecanismo presente en muchos contextos de abuso o maltrato. Está presente en las relaciones de pareja violentas, en las familias autoritarias o en cualquier tipo de vínculo que se base en el esquema de dominación y sumisión.

    Este mecanismo se implementa con el fin de que la persona afectada acepte y prolongue el vínculo de maltrato. La persuasión coercitiva se vale de emociones como el miedo, el amor, la culpa, la vergüenza y el rechazo a la soledad para ser efectiva.

    Cuando se establece una diada de maltratador y víctima, también se forjan fuertes vínculos de dependencia. El uno necesita del otro. La violencia está en la esencia de todo y se vale de múltiples instrumentos. Estos van desde la persuasión coercitiva hasta la violencia física. Todo ello conforma un ciclo del que es difícil salir.

    ¿Cuál es el principio básico, el esencial, el crucial, que diferencia libertad de esclavitud? Es el principio de acción voluntaria frente a la coerción física u obligatoriedad”.

    -Ayn Rand-

    La persuasión coercitiva

    La persuasión coercitiva es un mecanismo que opera en los vínculos de maltrato. Su función es la de crear en la víctima la convicción de que necesita profundamente a quien le maltrata; el maltratador inocula en los pensamientos de la víctima la idea de que, a pesar del sufrimiento actual, es mucho mejor que esté con él que sin él.

    Si no vales para nada, ¿dónde vas a ir tú?” Se trata de una proyección de invalidez que coloca en un lugar muy vulnerable a la víctima.

    Como tal, este mecanismo se vale de un texto, pero no se limita a este. Hay agresiones verbales y el contenido de estas tiene que ver con la descalificación de la víctima. Se ataca su autoconcepto, se recalca su inferioridad y se hace hincapié en sus vacíos y fallas. El discurso está orientado a destruir el amor propio y la confianza de otra persona.

    Sin embargo, el tema no se queda solo en palabras. La persuasión coercitiva también opera a través de gestos y acciones. Dentro de estas se encuentran las agresiones físicas, las amenazas (veladas o no), las privaciones, aislamiento de la víctima, etc. Todo ello en conjunto opera como un conjunto de argumentos para “persuadir” al otro de que no hay escapatoria.

    El miedo en la víctima

    El miedo es un instrumento esencial en la implementación de la persuasión coercitiva. Básicamente toma la forma de amenaza, incluso más que de acciones reales. Hay toda una serie de advertencias sobre los grandes males por venir en caso de romper el vínculo con el maltratador.

    Ocurre cuando, por ejemplo, un empleado es sometido a acoso sexual por su jefe. Además del miedo obvio a perder el trabajo, se le advierte que no hay testigos y que, por lo tanto, ninguna acción judicial va a prosperar. O se le dice que nadie del entorno va a respaldar una eventual denuncia, pues todos dependen del empleo y no se enfrentarán con el jefe.

    El recurso al miedo busca que haya una paralización de la respuesta en la víctima. En la persuasión coercitiva hay una especie de “maltrato impredecible”, es decir, confuso y expectante para quien es objeto de este. Es precisamente ese estado el que puede reducir o minar la capacidad de reaccionar o actuar frente a las agresiones.

    El afecto y la culpa

    El afecto y la culpa también son emociones funcionales a la persuasión coercitiva. No es raro que una víctima guarde sentimientos afectuosos hacia su agresor. A veces porque es su pareja, su pariente o su amigo. Otras veces porque se asume que esa persona ha hecho algo significativamente bueno por uno.

    Ese afecto lleva a una especial “comprensión” frente a las agresiones. Muchas veces se minimizan o se asume que son una excepción a la regla. También llega a creerse que se trata de episodios pasajeros. Esto es una forma de negación que, a su vez, alimenta el ciclo de violencia, justifica la dependencia y se convierte en soporte de la persuasión coercitiva.

    El sentimiento de culpa y la vergüenza cumplen un papel similar. En el marco de una relación de maltrato no es raro que la víctima se autoinculpe. Esto otorga un cierto sentimiento de control sobre lo que ocurre. Así mismo, hace un poco más razonables las agresiones de las que se es objeto. Sin embargo, también ayuda a paralizar la capacidad de reacción.

    Así mismo, es usual que una víctima se avergüence de haber sido agredida. De uno u otro modo, el agresor es visto como una extensión de uno mismo. Así que lo que hace, en particular lo que hace mal, genera vergüenza. Miedo, afecto, culpa y vergüenza son las herramientas de la persuasión coercitiva. En conjunto, perpetúan los ciclos de la violencia.

    Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas.

    Escrito por Edith Sánchez

     

  • EVALUACIÓN DE PERSUASIÓN COERCITIVA EN CONTEXTOS GRUPALES

    La gran mayoría de las personas, especialmente en occidente, tiende habitualmente a explicar la conducta del individuo en base a sus características personales.

    En este sentido hay una tendencia equivocada en la que las personas minusvaloran o incluso niegan el importante impacto situacional y social en la conducta de las personas (Moya, 1998; Morales, Moya, Gaviria y Cuadrado, 2010; Gaviria y Morales, 2013).

    Es por ello que la psicología social pone el foco atencional en la situación en la que se produce la conducta y por ende en las relaciones sociales y grupales (Fiske, 2010, Gaviria y Morales, 2013).

    Este impacto de los otros sobre la conducta de los individuos tiene mucha relación con el hecho de que los grupos resultan esenciales para la satisfacción de sus necesidades, para obtener apoyo social, estima, autorrealización, afecto o estabilidad emocional (Canto, 2006).

    Los grupos también son necesarios para suplir necesidades más primarias, como aquellas relacionadas con la seguridad o la supervivencia. Las personas dependen de otros individuos para la consecución de determinadas metas y para poder satisfacer sus deseos (Shaw, 1981).

    No puede comprenderse la conducta individual sin atender al contexto grupal. Desde el nacimiento, los grupos contribuyen notablemente al desarrollo de la personalidad, creencias y actitudes (Canto, 2015).

    Satisfacen la necesidad de pertenencia, facilitando la consecución de metas conjuntas así como poder compartir intereses comunes (Baumeister y Leary, 1995; Fiske, 2004).

    Algunos de los beneficios que supone los grupos son los siguientes (Stangor, 2004):

    1) Supervivencia: para sobrevivir como especie la humanidad ha requerido de estructuras y normas grupales (Buss y Kenrick, 1998). Tal como describe Fiske (2010), las personas necesitan a los demás para sobrevivir y prosperar, considerando la sociabilidad como una tendencia innata y característica del ser humano. Esta misma autora sostiene que la investigación científica ha demostrado sobradamente cómo dentro de los grupos se vive más y mejor. Así, se viven más años cuando se tienen más vínculos sociales, es decir, cuando se tiene pareja estable y/o cuando se mantienen contactos con la familia extensa y amigos, así como otras afiliaciones formales e informales. Es tan significativa la relación entre longevidad y los vínculos sociales, que incluso superan a otras variables conectadas con la salud física, como el consumo de tabaco y alcohol, la actividad, la obesidad, la clase social, la raza, la edad, la satisfacción con la vida o el uso de servicios preventivos de salud (Fiske, 2010; Gaviria y Morales, 2013).

     2) Reducir la ansiedad: contribuyen a evaluar el peligro, a través de la comparación social y de esta manera, reducir la ansiedad (Cohen y Wills, 1985).

    3) Autoestima positiva: las comparaciones sociales con personas que se estiman peores facilitará que los miembros se sientan mejor con ellos mismos (Goethals y Darley, 1977).

     4) Precisión social: los grupos permiten validar las opiniones, actitudes y valores de sus miembros (Suls y Miller, 1997).

     5) Identidad Social: identificarse con otros miembros del grupo produce sentimientos positivos hacia estos (Tajfel, 1984).

     6) Productividad: los miembros son más productivos e innovadores, permitiendo concluir tareas complejas (González, Silva y Cornejo, 1996).

    7) Pertenencia: previenen la soledad, construyen relaciones positivas y duraderas con otras personas (Baumeister y Leary, 1995).

    8) Apoyo Social: aporta sentimientos de amor, afecto y valoración que tienen efectos positivos sobre la salud.

    En línea con las últimas dos ventajas, todo grupo, en potencia, puede facilitar relaciones positivas y soporte, dando la opción de proporcionar apoyo social. Existen evidencias de que el apoyo social está asociado, entre otros, con la salud física y mental (Harlow y Cantor, 1996), el autoconcepto, el clima social, el bienestar psicológico o incluso el rendimiento académico o laboral (Feldman, Gonçalves, Puignau, Zaragoza, Bagés y De Paulo, 2008; Vivaldi y Barra, 2012; Torres, Pompa, Meza, Ancer y González 2010). El apoyo social también ha mostrado su eficacia para reducir comportamientos disruptivos, como las conductas desafiantes en el contexto escolar (Escribano et al, 2014).

    Por otro lado, parece que la percepción que se tiene respecto al apoyo social o la ayuda con la que se cuenta, resulta más determinante que la ayuda real en sí misma (Shebourne y Stewart, 1991; Rosa-Rodríguez, Negrón, Maldonado, Quiñones y Toledo, 2015).

    Con todas estas ventajas en juego resulta destacable la importancia de satisfacer las necesidades afiliativas, comprendiéndose mejor los notables esfuerzos que invierten los individuos en poder asociarse y vincularse con otros semejantes (Kaplan, Cassel y Gore, 1977). Por todo ello los grupos resultan tan sumamente importantes como atractivos.

    José Miguel Cuevas Barranquero

  • POR LA TIPIFICACIÓN PENAL DE LA PERSUASIÓN COERCITIVA.

    Desde que en 1988 la entonces diputada en el Congreso de Diputados Pilar  Salarrullana, comenzó una batalla jurídica contra las denominadas Sectas religiosas, a partir de los innumerables casos que en la época aparecieron en medios de comunicación, y posteriormente en otras iniciativas parlamentarias en cámaras de representación autonómicas. Podríamos decir que en España esta tarea  aún no ha cumplido con los preceptos de protección y defensa, ante las diversas formas de manipulación psicológica por parte de grupos destructivos de la personalidad.

    En aquella época  otros países europeos llevaron a cabo diversas iniciativas enmarcadas en la persecución de grupos fundamentalistas, así como la protección de las víctimas de los mismos.

    Tenemos que recordar que desde el Parlamento Europeo, Consejo de Europa y parlamentos de la Unión Europea, han aprobado diversas resoluciones. Así como propuestas legislativas en ámbitos educacionales y de protección de los menores, de influencias totalitarias en ámbitos religiosos que pudieran hipotecar su desarrollo en libertad.

    Estamos hablando de 30 años de retraso legislativo en España con otros países europeos. Entonces algunos parlamentos tenían listados de grupos extremistas y destructivos para la personalidad. Otros países tipificaron la manipulación psicológica como delito penal. Y posteriormente en otros se contemplo legislativamente el “ABUSO DE DEBILIDAD” en personas vulnerables independientemente de su edad, por estar sometidas a la dictadura de un grupo o persona, que limita su libertad.

    Más recientemente desde 2015 en Inglaterra es delito “el comportamiento controlador o coercitivo en una relación íntima o familiar». Desde septiembre del 2020 para crear conciencia sobre todas las formas de abuso, el gobierno británico hizo obligatoria la «educación para las relaciones» en las escuelas.

    Sin embargo hoy en nuestro país, ha cambiado totalmente esta identificación de lo que comúnmente se conoce como  dinámicas abusivas en sus múltiples variantes.

    Son lo que denominamos en su extensión GRUPOS COERCITIVOS, enmarcados en ámbitos totalitarios a nivel filosófico ,religioso ,esotéricos, conspiracionistas, fundamentalistas, de nueva era y también político. A todo ello tenemos que sumar la eclosión que ha propiciado en nuestra época internet con las webs y las redes sociales. En este sentido podemos afirmar categóricamente que es el  campamento base de las presentes y futuras captaciones por parte de las más variadas iniciativas.

    Desde  los  llamados Grupos de Riesgo para nuestra salud que actúan en ámbitos de la psicología, la medicina y de la salud en general. Sin ninguna acreditación y profesionalidad que ampare a los usuarios de los mismos. Dando por bueno métodos de dudosa eficacia y sin ninguna evidencia científica. También aprovechando la tremenda crisis económica, florecen empresas, con  evidentes rasgos dictatoriales y de economía sumergida. Que preconizan “la libertad financiera “y que la mayor parte de la veces, son propuestas ilegales de trabajo laboral sin derechos, ni vida privada, con una excesiva inversión en tiempo, recursos propios y desamparado totalmente por la ley.

    ARTÍCULO 515.3 DEL CODIGO PENAL Son punibles las asociaciones ilícitas, teniendo tal consideración:

    3. Las que, aun teniendo por objeto un fin lícito, empleen medios violentos o de alteración o control de la personalidad para su consecución.

    Como tantos artículos de nuestro Código Penal quedan en la penumbra legislativa mientras nadie provoque jurisprudencia. Desde RedUNE avanzamos una propuesta acorde al tiempo que nos toca vivir en la Defensa de los Derechos Humanos, de cualquier adulto o menor, a que no se ejerza ninguna coacción, alteración de la personalidad de forma coercitiva ,así como cualquier tipo de abuso, dentro de cualquier colectivo .

    Tenemos que recordar que la violencia de género se da en grupos coercitivos de diversa índole .No en abstracto, sino en casos concretos en que las mujeres, madres, hijas, esposas, son objeto de malos tratos y de violencia basados en los cánones de la sociedad patriarcal, reforzados además con razones espirituales, de comunidad espiritual, de autoridad eclesial, de tradición, etc., razones que más bien se transforman en dogmas. De ello en RedUNE tenemos amplios testimonios.

    Desde RedUNE, OBSERVAMOS  muchas manifestaciones  comunes de comportamiento coercitivo  en la violencia de género y  en la pluralidad  de experiencias sectarias que nos relatan en la asociación, por parte de afectados directos, así como familiares o amistades de los mismos.

    *Desigualdad, subordinación y relaciones de poder.

    *Aislamiento de amistades y familia.

    *Privación de necesidades básicas (alimentos, descanso, servicios médicos)

    *Control de comunicaciones, finanzas y del tiempo propio

    *Humillaciones, amenazas, intimidaciones y desprecios degradantes

    En muchos de los casos que atendemos en RedUNE hay un común denominador:

    Son personas que independientemente de su profesión, nivel adquisitivo y edad, son especialmente vulnerables, por diversas circunstancias.

    En muchas de las experiencias relatadas, acontece que el autor o grupo ha ejercido un estado de sometimiento  psicológico o físico, resultante del ejercicio de presiones graves y reiteradas. Así como por ejemplo de técnicas orientadas a alterar el juicio, para conducir a la victima a un acto o a una omisión que terminara resultándole perjudicial.

    Muchas veces el responsable de hecho o de derecho de un grupo desarrolla actividades orientadas a crear, mantener o explotar el estado de sujeción psicológica o física de las personas que participan en las mismas para beneficio propio o del entramado organizado

    Es por ello necesario y urgente, actualizar la identificación de los diversos procedimientos manipuladores que ejercen grupos y personas, en la era digital. Con el fin primordial de reclutar adeptos a las más variadas propuestas anteriormente descritas.

    En el ámbito legislativo vamos a impulsar la tipificación en el Código Penal de la persuasión coercitiva. Y para ello ya estamos abriendo cauces de comunicación con partidos políticos. Otro objetivo primordial es la formación en el ámbito policial, judicial y profesional de las dinámicas abusivas, fraudulentas y de coacción, por parte de grupos de cualquier matiz.

    Y finalmente la protección de los derechos fundamentales de la infancia, de influencias en su salud, educación y desarrollo, que pudieran hipotecar su futuro como personas en su mayoría de edad.

    Para la consecución de estos objetivos, también será necesaria la apertura de la propuesta legislativa a entidades diversas que operan en la defensa de las víctimas del delito violento y los derechos humanos en su extensión. Desde RedUNE nos marcamos este  reto para el próximo otoño.

    JUANTXO DOMINGUEZ

    Presidente de RedUNE